Brimonidina: nuevo tratamiento para la rosácea

tratamiento rosacea

¿Qué es la rosácea?

Consiste es un trastorno crónico de la piel, cuyo principal signo es la presencia de una rojez transitoria (flushing) o persistente (cuperosis) en la zona facial y la aparición de lesiones inflamatorias (pápulas y pústulas). Puede encontrar más información aquí.

¿Cómo se trata la rosácea?

Las lesiones inflamatorias tienen numerosas opciones terapéuticas, ya sean tópicas u orales, que permiten controlarlas de una forma muy efectiva. No obstante, tanto el flushing como cuperosis (lesiones vasculares) no poseen un tratamiento farmacológico aprobado hasta el momento. Para las dilataciones vasculares permanentes resulta muy útil su eliminación con láser o luz pulsada, aunque recientemente se ha descrito la aplicación de un medicamento tópico, la brimonidina, que consigue mejorar la rojez de la rosácea de una forma muy efectiva.

¿Qué acción tiene la brimonidina?

Pese a desconocerse la causa del eritema presente en la rosácea, se cree que es debido a una función deficiente en la respuesta vasoconstrictora de los vasos sanguíneos de la piel a los estímulos habituales, por lo que permanecen dilatados y dan un tinte rojo a la piel. La brimonidina es un fármaco que actúa sobre los receptores α2-adrenérgicos de los vasos, haciendo que éstos se cierren o reduzcan su diámetro (efecto vasoconstrictor). Aplicado tópicamente sobre los capilares dilatados hace que éstos se contraigan y se reduzca la coloración rojiza de la zona.

¿Cuál es el objetivo de tratamiento de la brimonidina?

Con su acción vasoconstrictora, el uso de la brimonidina está destinado al tratamiento de la cuperosis (rojez) en los pacientes con rosácea o tendencia a la misma.

¿Qué ofrece de nuevo la brominidina en el paciente con rosácea?

Hasta la actualidad sólo se disponía de tratamientos para las lesiones inflamatorias de la rosácea, las lesiones vasculares (telangiectasias y cuperosis) sólo podían tratarse con láser o luz pulsada. La brimonidina es el primer fármaco tópico que posee estudios contrastados de su eficacia para el tratamiento de la cuperosis y la rojez, que son uno de los signos que más acusan los pacientes que sufren este trastorno cutáneo.

¿Es un tratamiento efectivo?

En los estudios publicados la brimonidina ha permitido reducir hasta 12 horas la rojez facial con una sola aplicación, con mejorías visibles del 84% percibidas por el propio paciente y por los investigadores. El efecto máximo de disminución del eritema ocurre entre las 4 y 6 horas de aplicación, y posteriormente la rojez retorna progresivamente (aunque no llega al nivel inicial).

¿Qué efectos secundarios tiene?

La brimonidina no empeora las lesiones inflamatorias de rosácea ni las telangiectasias, y es un fármaco bien tolerado por los pacientes. En los estudios comparativos no ha mostrado más efectos adversos que una crema placebo, y éstos han sido sólo cutáneos, leves, transitorios, y propios de sujetos con rosácea: sensación de irritación, rojez o picor al aplicar el preparado.

¿Qué pasa si se suspende la brimonidina?

Algunos tratamientos para la rosácea tienen el denominado efecto rebote. Éste implica que, al dejar el tratamiento, las manifestaciones de la enfermedad no sólo retornan al punto de inicio sinó que pueden ser incluso peores. En el caso de la brimonidina, en los estudios de seguimiento hasta cuatro semanas tras su suspensión, no se ha observado efecto rebote en la rojez experimentada por el paciente, ni tampoco en los signos inflamatorios de la rosácea.

¿La piel se acostumbra a la brimonidina y ésta pierde su efecto a la larga?

En los estudios practicados hasta ahora no se ha observado fenómeno de taquifilaxia. Éste define que, con el uso continuado del fármaco, se pierde su efecto terapéutico y que haya que aumentar la dosis de uso para mantener la respuesta.

¿Cuál será el modo de aplicación de la brimonidina?

Se comercializará en formulación en gel y se aplicará de forma tópica sobre el área a tratar una vez al día.
Es probable que sea un tratamiento a combinar con otros fármacos como el metronidazol o el ácido azelaico, que están destinados a combatir la clínica inflamatoria de la enfermedad.

REFERENCIAS
· Fowler et al. Once-daily topical brominidine tartrate gel 0.5% is a novel treatment for moderate to severe facial erythema of rosacea: results of two multicentre and vehicle-controlled studies. Br J Dermatol. 2012 Mar; 166(3): 633-41.

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.