Corium Dermatology: C/Sardenya 515, Barcelona.   |   Miércoles a Viernes: 10-14h y 16:00-19h   |   Telf. 937.829.564

TRATAMIENTO DE CICATRICES DE ACNÉ

El caso de Francisco Javier es un reto. Pasó por un acné especialmente difícil e inflamatorio que requirió hasta tres ciclos de isotretinoína y que finalmente resolvió dejando cicatrices atróficas en gran parte de la piel del rostro. La gran mayoría de ellas son de tipo furgón (boxcar) y onduladas (rolling), y prácticamente no hay del tipo picahielos (icepick) –que son las más complejas de tratar–.

Enfocamos el tratamiento de sus cicatrices teniendo en cuenta dos factores: la vida activa que lleva y la profundidad de las marcas. Por estos motivos nos decidimos por métodos terapéuticos que no influieran en su ritmo de vida (no debían dejarle costras que requirieran un periodo de baja) y que aportaran suficiente volumen a la pérdida de dermis de la piel.

Así pues procedimos a rellenar parcialmente las cicatrices más atróficas mediante el relleno con ácido hialurónico para recuperar el volumen de una forma rápida y posteriormente aplicar el láser fraccionado no ablativo con dos finalidades: seguir ganando volumen y regularidad, y conservar el que le había aportado el ácido hialurónico.

El resultado final tras varias sesiones de láser fraccionado no ablativo es más que notable y las cicatrices atróficas han reducido su profundidad de manera acentuada, por lo que la superficie de la piel tiene un aspecto más homogéneo y suavizado. Hemos podido conseguir este resultado sin que su ritmo de vida se viera interrumpido en ningún momento.