Alopecia frontal fibrosante

alopecia-frontal-fibrosante

¿Qué es la alopecia frontal fibrosante?

En Dermatología, la alopecia frontal fibrosante se clasifica dentro de las alopecias cicatriciales con infiltrado linfocitario. Algunos autores creen que se trata de una variante de un trastorno de piel denominado liquen plano. Esto implica que en su origen existe una inflamación alrededor del folículo piloso que ocasiona una cicatriz irreversible en esa área (el cabello perdido es irrecuperable).

¿Por qué aparece la alopecia frontal fibrosante?

Es un trastorno de causa desconocida. Se sabe que existen factores auto-inmunitarios y hormonales en su origen, pero ignoramos el motivo por el cual se manifiestan. Se cree que el descenso estrogénico propio de la menopausa podría alterar la regulación del ciclo del cabello, iniciando los fenómenos inflamatorios que ocasionan la enfermedad. En cuanto a la actividad auto-inmunitaria, la mayor incidencia de otros trastornos del mismo origen (vitiligo, disfunción tiroidea) apoyan esta hipótesis.

¿Qué características tiene la alopecia frontal fibrosante?

Es típica de mujeres post-menopáusicas y el patrón de pérdida de cabellos es muy característico: se observa un retroceso en la línea de implantación frontal del cabello que, progresivamente, va avanzando hacia la parte posterior. No obstante, también es posible observar afectación de la zona occipital.

Es frecuente que se pierdan también pelos en las cejas (hasta en el 75% de los casos), un signo que puede ser el primero en aparecer. Ocasionalmente puede afectar también a las pestañas, al vello facial, y/o corporal: estos tres signos suelen aparecer en formas de peor pronóstico.

Detalle de la línea de implantación frontal en una paciente con alopecia frontal fibrosante.
Aspecto clínico típico de la alopecia frontal fibrosante: obsérvese el retroceso en la línea de implantación frontal y la pérdida de las cejas.

¿Qué síntomas ocasiona?

Generalmente la alopecia frontal fibrosante es asintomática, aunque hasta un tercio de los pacientes pueden referir prurito (picor) o incluso dolor o quemazón en el cuero cabelludo (tricodinia).

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico fetén de la alopecia frontal fibrosante se realiza correlacionando los datos clínicos (exploración visual y mediante dermatoscopía) con el resultado histológico de una biopsia cutánea. No obstante, es habitual que el diagnóstico pueda realizarse sólo mediante la exploración por un dermatólogo experimentado en dermatoscopía, ahorrando la necesidad de practicar una biopsia. Es necesario hacer una evaluación detallada, ya que es frecuente que la alopecia frontal fibrosante coexista con la alopecia androgenética.

¿Hay que pedir algún estudio cuando se realiza el diagnóstico de alopecia frontal fibrosante?

Es relativamente frecuente que este tipo de alopecia se asocie a trastornos de la glándula tiroides, en especial al hipotiroidismo. En la actualidad se recomienda que en el screening inicial del paciente se pida una analítica sanguínea con perfil hormonal tiroideo.

Imagen dermatoscópica de alopecia frontal fibrosante que muestra el eritema perifolicular.

¿Es necesario realizar una biopsia cutánea para realizar el diagnóstico de alopecia frontal fibrosante?

No estrictamente. El dermatólogo experimentado puede combinar los datos clínicos y dermatoscópicos para emitir el diagnóstico. En aquellos casos dudosos se recomienda practicar la biopsia.

¿Cuál suele ser evolución la evolución de la alopecia frontal fibrosante?

Por lo general su historia natural es la progresión lenta durante un periodo de tiempo indeterminado y finalmente una remisión espontánea. La zona afectada tendrá una alopecia irreversible, ya que el tejido cicatricial impide que pueda reaparecer el cabello.

¿Existe algún signo que indique un peor pronóstico de la alopecia frontal fibrosante?

Las formas con peor pronóstico en cuanto a grado de alopecia se refiere suelen estar relacionadas con pérdida de las pestañas, del vello corporal y la existencia de pápulas eritematosas faciales. Es posible que, de presentarse estos signos de forma precoz, su dermatólogo considere oportuno realizar un tratamiento oral para evitar o enlentecer la progresión de la alopecia.

¿Cómo se trata la alopecia frontal fibrosante?

Habitualmente se emplea una combinación de tratamientos que consigan controlar el componente inflamatorio (corticoides tópicos u orales, hidroxicloroquina) y androgenético (finasteride, dutasteride y/o minoxidilo). De forma aislada, son los inhibidores de la 5 alfa reductasa (finasteride y dutasteride) los fármacos más eficaces ya que, como mínimo, estabilizan el curso de la alopecia frontal fibrosante.

REFERENCIAS
· Vañó-Galván S, Molina-Ruiz AM, Serrano-Falcón C, Arias-Santiago S, Rodrigues-Barata AR, Garnacho-Saucedo G, Martorell-Calatayud A, Fernández-Crehuet P, Grimalt R, Aranegui B, Grillo E, Diaz-Ley B, Salido R, Pérez-Gala S, Serrano S, Moreno JC, Jaén P, Camacho FM. Frontal fibrosing alopecia: A multicenter review of 355 patients. J Am Acad Dermatol. 2014 Feb 5. pii: S0190-9622(13)01306-6. doi: 10.1016/j.jaad.2013.12.003. [Epub ahead of print]

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.