Carcinoma basocelular

Carcinoma basocelular

¿Qué es el carcinoma basocelular?

El carcinoma basocelular, también denominado epitelioma basocelular o basalioma, es el tumor maligno más frecuente del ser humano. Consiste en una proliferación anormal de los queratinocitos basales de la epidermis (las células que componen el asientamiento de la capa más superficial de la piel).

¿Qué pronóstico tiene?

Aunque se considera un cáncer, su pronóstico es excelente y su capacidad de extensión a otros órganos más allá de la piel (metástasis) es mínima –hasta 1 de 35.000 casos–, siendo una causa de muerte excepcionalmente rara . Sin embargo sí tiene un comportamiento localmente agresivo, con tendencia al crecimiento progresivo en la zona donde aparece, por lo que el diagnóstico precoz es la clave de su pronóstico. La inmensa mayoría de ocasiones, con el tratamiento, se produce la curación completa.

¿Cómo se manifiesta el carcinoma basocelular?

Se expresa de distintas formas, si bien la más habitual consiste en una pápula pequeña (una lesión palpable), que va aumentando de tamaño y que ocasionalmente sangra sin acabar de curar completamente. El aspecto de la lesión es variable, aunque por frecuencia destaca la forma nodular: coloración rosada translúcida, con cierto brillo perlado, y con pequeños capilares y/o manchas oscuras en su interior. Normalmente aparece en zonas expuestas al sol: la cara, el cuero cabelludo, el tórax y el dorso.

¿Por qué aparece el carcinoma basocelular?

El factor de riesgo principal para el carcinoma basocelular es la exposición solar crónica, propia de los países soleados del Mediterráneo. Por este motivo aparece en las zonas más expuestas: la cara, el cuero cabelludo, el tórax y la zona alta de la espalda.

¿Cómo se diagnostica el carcinoma basocelular?

El médico encargado del diagnóstico es el/la dermatólogo/a. Éste se realiza mediante la exploración de la lesión, visualmente o mediante la Dermatoscopia (epiluminiscencia). En la actualidad, los conocimientos en Dermatoscopia permiten un diagnóstico precoz de la lesión (tan pequeña como 1 o 2 milímetros), por lo que mejora el pronóstico del tumor y la efectividad del tratamiento.

La subespecialización en Dermatoscopía facilita la detección de los signos más precoces del carcinoma basocelular: telangiectasias enfocadas en todos los planos, glóbulos ovoides azulados, estructuras en hoja de arce o en rueda de carro, úlceras en su superfície… Estos puntos permiten al dermatólogo emitir un diagnóstico preciso y rápido.

Ante la duda diagnóstica es posible realizar una biopsia de piel mediante antestesia local, un procedimiento expeditivo prácticamente indoloro.

Imagen dermatoscópica de un carcinoma basocelular con algunas de sus características definitorias: glóbulos ovoides azulados, telangiectasias enfocadas en todos los planos y ruedas de carro.

¿Cómo se trata el carcinoma basocelular?

El tratamiento depende del tipo de carcinoma basocelular, de su profundidad, de la zona donde asienta y de las condiciones generales del paciente.

Si se trata de un carcinoma basocelular superficial se pueden emplear métodos quirúrgicos (electrocoagulación o exéresis), o métodos no quirúrgicos. En este último caso se incluyen la destrucción de la lesión mediante la aplicación de nitrógeno líquido (crioterapia), la utilización de una crema inmunoestimuladora (imiquimod) o bien la terapia fotodinámica (TFD). La TFD consiste en la aplicación de una crema sobre la lesión, que se deja actuar durante un periodo de 2-3 horas y posteriormente se ilumina con una lámpara de longitud de onda especial. Su ventaja principal es la comodidad e inocuidad para el paciente.

El tratamiento de las otras variantes de carcinoma basocelular (nodular, pigmentado, morfeiforme, infiltrante) requieren tratamiento mediante cirugía. Ésta se realiza en la inmensa mayoría de casos mediante anestesia local y de forma ambulatoria, sin requerir el ingreso del paciente. Por lo general, la mayoría de carcinomas basocelulares pueden abordarse de forma convencional con una exéresis simple y reconstrucción del defecto con cierre directo o empleando alguna técnica sencilla de reconstrucción (colgajo).

En determinados casos, cuando el carcinoma basocelular asienta en una zona noble (nariz, ojos, cejas, alrededor de los labios), cuando se trata de una lesión que ha recidivado tras el tratamiento o se trata de un carcinoma basocelular multifocal o morfeiforme, se recomienda emplear una técnica quirúrgica especial denominada cirugía micrográfica de Mohs. Esta técnica no se realiza de forma rutinaria, sinó en los casos expuestos.

La cirugía micrográfica de Mohs consiste, en el mismo acto quirúrgico realizado con anestesia local, explorar microscópicamente y de forma seriada la piel extraída por el dermatólogo cirujano para confirmar que el carcinoma se ha extirpado completamente. En resumen, se extrae el tumor completamente y el mínimo de piel sana circundante para conservar la estructura de la piel donde asentaba la lesión. Esto permite ahorrar una exéresis innecesariamente amplia y ser el máximo conservador posible con una alta probabilidad de curación. Esta técnica requiere una subespecialización quirúrgica por parte del dermatólogo/a, puesto que supone una pericia quirúrgica notable y el conocimiento histológico (microscópico) de la lesión. No es un procimiento estándar para el tratamiento de todos los carcinomas basocelulares.

Excepcionalmente, en casos muy complejos o ante unas determinadas condiciones generales del paciente, el carcinoma basocelular se puede tratar mediante radioterapia (a excepción de la variante morfeiforme, por ser resistente).

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuándo tengo que sospechar que una lesión puede ser un carcinoma basocelular?

Cuando aparezca en su piel una lesión que no desaparece, que sangra o que crece progresivamente, es motivo suficiente para consultar con su dermatólogo/a sin demora.

¿Qué médico diagnostica y trata el carcinoma basocelular?

El especialista encargado del diagnóstico y tratamiento del carcinoma basocelular es el/la dermatólogo/a. Cuantos mayores conocimientos dermatoscópicos y quirúrgicos posee el profesional, más precoz y eficaz resulta el diagnóstico y la terapia.

¿Se puede diagnosticar un carcinoma basocelular sin hacer una biopsia?

Sí. El dermatólogo puede llegar al diagnóstico sólo con la observación de la lesión, si bien se recomienda siempre realizar una exploración con Dermatoscopía (epiluminiscencia), que permite aumentar la sensibilidad del diagnóstico y orientar sobre la mejor opción de tratamiento. Esta exploración es inmediata, inocua para el paciente y consiste en observar la lesión a través de un sistema de amplificación de la imagen con luz polarizada. En casos de duda diagnóstica, se procede a la biopsia cutánea.

 Dermatoscopia típica de un carcinoma basocelular: esta herramienta permite el diagnóstico precoz de una lesión de sólo 3.5mm de tamaño

¿El carcinoma basocelular sólo se puede tratar con cirugía?

Nodepende del tipo de carcinoma basocelular, de su profundidad, de su localización y de las condiciones del paciente. Su dermatólogo/a le aconsejará sobre el mejor método de tratamiento en su caso.

¿Cómo se realiza la cirugía del carcinoma basocelular?

La gran mayoría de los casos pueden efectuarse mediante anestesia local y sin necesidad de ingreso hospitalario. El procedimiento estándar consiste en anestesia, exéresis de la lesión mediante bisturí (o láser) y cierre directo del defecto resultante mediante sutura (puntos). Suele tratarse de una intervención sencilla con bajo índice de complicaciones.

¿El tratamiento del carcinoma basocelular deja cicatriz?

Por lo general, . Si se emplean métodos poco agresivos como el imiquimod o la terapia fotodinámica la probabilidad de cicatrices es menor, pero cualquier tratamiento realizado con crioterapia, electrobisturí o cirugía puede dejar cierta cicatriz.

La gran mayoría de ocasiones la cicatriz resulta muy estética y no suele ocasionar ninguna secuela notable, en especial si el diagnóstico es precoz y la lesión inicial es pequeña. Además, la cicatriz resultante puede mejorar si posteriormente se aplica láser fraccional no ablativo.

¿El carcinoma basocelular puede curar sin tratamiento?

No. Se trata de un cáncer de piel y si no se trata va aumentando de tamaño progresivamente. El punto clave del carcinoma basocelular es el diagnóstico precoz y proceder al tratamiento.

¿El mejor tratamiento para el cáncer de piel es mediante láser?

No. El láser es sólo una herramienta más para el tratamiento. De hecho, es excepcional tratar el cáncer de piel con láser, puesto que no ofrece más ventajas que otros métodos y sí encarece la terapia.

¿Puedo sufrir un carcinoma basocelular sin haber tenido el hábito de ir a la playa?

Sí. El factor de riesgo principal es la exposición solar crónica, que puede ser pasiva (andar por la calle).

¿Tomar el Sol o hacer rayos UVA aumenta el riesgo de carcinoma basocelular?

Sí. Aumentan el riesgo de los cánceres de piel más frecuentes: carcinoma basocelular, carcinoma escamoso y melanoma.

Me han diagnosticado un carcinoma basocelular. ¿Es grave o mortal?

La inmensa mayoría de las ocasiones, no. La probabilidad de que se expanda a otros órganos más allá de la piel es excepcional, e igual lo es como causa de muerte. En general, el tratamiento produce la curación completa.

¿Sólo se puede tener un carcinoma basocelular?

No. De hecho, haber sufrido uno aumenta la probabilidad de padecer otros, motivo por el cual se tienen que seguir controles rutinarios con su dermatólogo/a para explorarle la piel periódicamente.

PUNTOS CLAVE SOBRE EL CARCINOMA BASOCELULAR

 Ante cualquier lesión cutánea de nueva aparición, de crecimiento progresivo o que sangre, debe consultar con su dermatólogo/a.

Ÿ El carcinoma basocelular es el cáncer más frecuente del ser humano. Normalmente su pronóstico es excelente y se produce la curación completa si el diagnóstico y el tratamiento son precoces.

Ÿ El diagnóstico lo efectúa el/la dermatólogo/a mediante la exploración clínica, con Dermatoscopia (epiluminiscencia) y en casos de duda, con la biopsia de piel.

Ÿ La Dermatoscopia o epiluminiscencia es una prueba inmediata e inocua que se realiza mediante un sistema de aumento de la imagen con luz polarizada. Esta simple prueba mejora la sensibilidad del diagnóstico y favorece que éste sea precoz, favoreciendo un tratamiento óptimo.

Ÿ La mayoría de veces se trata mediante cirugía con anestesia local y sin ingreso hospitalario, pero cada caso debe ser evaluado por su dermatólogo/a, que le aconsejará sobre la mejor opción.

REFERENCIAS
• Daniëlle I.M. Kuijpers, Monique R.T.M. Thissen and Martino H.A. Neumann. Treatment Options and Prognosis, a Scientific Approach to a Common Malignancy: Basal Cell Carcinoma. Am J Clin Dermatol 2002; 3 (4): 247-259.

• N.R.Telfer, G.B.Colver and P.W.Bowers. Guidelines for the management of basal cell carcinoma. British Journal of Dermatology 1999; 141: 415-423.

Agradecimientos
Al Dr. Leo Barco por cedernos sus imágenes. Consulte el atlas de Dermatología on-line Dermafoto.

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.