Dermatitis perioral

dermatitis-perioral

Tratamiento de la dermatitis perioral

¿Qué es la dermatitis perioral?

La dermatitis perioral es un trastorno inflamatorio y crónico de la piel caracterizado por la aparición de pápulas eritematosas (elevaciones rojas), pústulas y vesículas en las zonas cercanas a la boca. En el 90% de los casos aparece en mujeres de entre 20 y 45 años de edad y su causa es desconocida.

¿Por qué aparece la dermatitis perioral?

Aunque el trastorno es de origen desconocido, se sabe que existen distintos factores implicados en su aparición. Frecuentemente se puede asociar al uso ocasional de cremas o inhaladores de corticoides, cosméticos y/o dentríficos. Existe también cierta relación con factores externos tales como la radiación ultravioleta, el calor, el viento, el estrés emocional, la toma de anticonceptivos o la sobreinfección por algún microorganismo (bacterias fusiformes, Demodex folliculorumCandida sp.). Ninguno de estos factores suele ser el único causante, sino que es la suma de algunos de ellos lo que produce la aparición de la dermatitis perioral.

¿En qué consiste?

Las lesiones características se sitúan alrededor de la boca, y pueden alcanzar los surcos nasogenianos y los párpados inferiores. Aparecen pápulas sobre una base eritematosa (“pequeños granos rojos”), pústulas y vesículas que habitualmente confluyen en pequeños grupos. Existen algunos casos (variante granulomatosa) caracterizada por pápulas amarillentas. Su curso suele ser crónico, con épocas de brotes inflamatorios y otras de menor actividad clínica.

Una característica clínica propia es la aparición de un borde de piel sana entre los labios y las lesiones.

Pápulas eritematosas, pústulas y linea perilabial sana: características clínicas propias de la dermatitis perioral

¿Cómo se diagnostica la dermatitis perioral?

En la inmensa mayoría de casos el diagnóstico es visual a través de la exploración de un dermatólogo experimentado. Deben tenerse en cuenta que en la dermatitis perioral no existen comedones, un signo clínico de gran valor diagnóstico. Sólo raramente se practicará alguna prueba diagnóstica que apoye la hipótesis clínica, como un cultivo de las pústulas o una biopsia cutánea. Un estudio analítico sanguíneo carece de interés, pues no se presenta ninguna alteración hematológica en la dermatitis perioral.

¿Qué complicaciones puede tener la dermatitis perioral?

Se trata de una enfermedad exclusivamente cutánea sin repercusión sistémica y que sólo excepcionalmente puede ocasionar cicatrices. No obstante, puede tener un importante impacto psicológico para el paciente sobre todo si es resistente al tratamiento.

¿Cómo se trata la dermatitis perioral?

En primer lugar hay que descartar factores causales externos, que deberían evitarse (principalmente uso de corticoides y cosméticos). Se recomienda a todos los pacientes eliminar todo cosmético y emplear solamente agua para la higiene facial, sin la aplicación de ningún producto adicional (cremas hidratantes, tónicos, jabones, geles…). Las lesiones tardan semanas en desaparecer aunque el tratamiento sea el adecuado. Los fenómenos de rebote se pueden tratar con corticoides de muy baja potencia y siempre bajo prescripción y control de un dermatólogo.

Ocasionalmente se emplean antibióticos orales (macrólidos o tetraciclinas) o tópicos (metronidazol, macrólidos o tetraciclinas); anti-inflamatorios tópicos (inhibidores de la calcineurina) o incluso isotretinoína oral en casos rebeldes. De forma muy excepcional pueden emplearse sistemas terapéuticos basados en la luz (terapia fotodinámica y/o láser), aunque nunca serán una primera opción.

¿La dermatitis perioral es un tipo de acné?

No. El acné es un trastorno inflamatorio propio de la unidad pilosebácea en el cual se produce un taponamiento de su apertura al exterior (comedón o espinilla) como causa principal. En la dermatitis perioral no existen comedones, por lo que son dos enfermedades claramente diferenciadas que normalmente responden a tratamientos distintos. El diagnóstico lo aportará un dermatólogo experimentado mediante la observación clínica de las lesiones cutáneas. Curiosamente ambos trastornos pueden responder a tratamientos comunes (tetraciclinas, isotretinoína).

¿Qué relación hay entre la dermatitis perioral y la rosácea?

Clínicamente son trastornos parecidos, aunque la rosácea suele tener un componente vascular más marcado (telangiectasias y flushing) y acostumbra a asentar en la región malar. No obstante se ha observado que ambos trastornos pueden coexistir y que su origen y tratamiento en ocasiones es el mismo. Clínicamente, la distinción tiene interés en los pacientes en los cuales se puede relacionar una de las dos enfermedades con un origen concreto (p.e., uso de dentífricos fluorados en el caso de la dermatitis perioral) con la finalidad de evitar el factor desencadentante.

REFERENCIAS
Lipozenčić J, Hadžavdić SL. Perioral dermatitis. Clin Dermatol. 2014 Jan Feb;32(1):125-30.

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.