Dermatólogo especialista en acné en Barcelona

dermatologo-especialista-acne-barcelona

Mi entusiasmo como dermatólogo por el diagnóstico y el tratamiento del acné viene determinado por varios motivos.

En primer lugar, porque padecí en primera persona un acné intenso durante la adolescencia y la juventud, que fue difícil de tratar y que dejó como secuela varias cicatrices aún visibles. Probablemente, el saber cómo puede afectar el acné en la vida de un adolescente me ha impulsado a ser especialista en acné como dermatólogo en Barcelona. Cabe remarcar que el acné es la enfermedad cutánea más frecuente.

En segundo lugar, porque el manejo de este trastorno puede ser más complejo de lo que aparentemente parece. Cierto es que la isotretinoína ha marcado un antes y un después en el tratamiento del acné, aunque también es incuestionable que no todos los tipos de acné responden a este fármaco. Su uso en un acné causado por un hiperandrogenismo (exceso de acción de las hormonas masculinas) no suele ser efectivo. Por lo tanto, es necesario realizar una historia clínica y una exploración completa en pacientes con acné persistente o que se presente en la edad adulta (especialmente mujeres).

El algoritmo diagnóstico del acné en mujeres jóvenes es particularmente interesante y en ocasiones permite encontrar trastornos subyacentes, como el síndrome del ovario poliquístico, el síndrome SAHA o la hiperplasia suprarrenal congénita. Por lo tanto, el acné es un trastorno intelectualmente estimulante para el dermatólogo y puede ser un signo externo de una enfermedad interna que requiere tratamiento.

“Ser dermatólogo especialista en acné permite ofrecer más conocimientos para mejorar el diagnóstico y el tratamiento de este trastorno”

En tercer lugar, y siguiendo el hilo del segundo punto, el manejo terapéutico del acné es amplio y variado. Aunque la isotretinoína permite la curación del acné común en un muy elevado porcentaje de casos, el tratamiento de este trastorno no acaba aquí, ni es eficaz para todos los tipos de acné. Así, es importante determinar si hay una causa hormonal subyacente y conocer el manejo de otras opciones terapéuticas como los anticonceptivos orales, la metformina o la espironolactona, en chicas en las cuales muy probablemente fracasaría la isotretinoína.

Finalmente, cabe decir que el acné puede asociarse a un incremento de riesgo de algunas enfermedades, como la hipercolesterolemia, la resistencia insulínica, la obesidad o la enfermedad inflamatoria intestinal. Por lo tanto, considerarlo como un fenómeno propio de la edad adolescente y mantener una actitud pasiva frente a él pensando que desaparecerá espontánemante, puede ser nocivo para el paciente. Es necesario diagnosticarlo y tratarlo de forma precoz para despistar alguna de las enfermedades mencionadas y para evitar que puedan quedar cicatrices. Las cicatrices por acné son extraordinariamente frecuentes en la población y puede impactar notablemente en la autoestima. Si no tratamos el acné precozmente aumentamos exponencialmente la probabilidad de sufrir cicatrices por acné.

Y, precisamente porque también me apasiona el tratamiento de las cicatrices, centro el máximo de esfuerzo para que los pacientes que padecen acné no sufran estas secuelas estéticas.

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.