Efectos secundarios de los corticoides: ¿hay que tener miedo?

efectos_secundarios_corticoides_didac_barco

Efectos secundarios de los corticoides

¿Qué son los corticoides?

Los corticoides son hormonas producidas de forma natural por nuestras glándulas suprarrenales, y poseen acciones de importancia vital sobre nuestro metabolismo, sistema inmunitario y cardiovascular. La deficiencia de corticoides puede ocasionar enfermedades graves (al igual que su exceso). De forma sintética pueden emplearse como medicamentos de acción anti-inflamatoria e inmunomoduladora. Debido a que en la piel gran parte de los trastornos son de origen inflamatorio y/o autoinmunitario, son el medicamento más empleado en su formato tópico (crema, pomada, solución, emulsión), oral o parenteral (intralesional, intramuscular, endovenoso) dentro de la especialidad.

¿Cuál es la acción que tienen en enfermedades de la piel?

Su acción principal es antiinflamatoria: reducen el eritema (rojez), el dolor o picor y el edema (hinchazón) propias de las lesiones inflamatorias. Asimismo reducen también la vasodilatación y el aumento de células inflamatorias (leucocitos y macrófagos) también asociadas a la inflamación. Todas estas acciones son la clave de su efectividad en la terapia de la mayoría de dolencias cutáneas: dermatitis atópica, dermatitis seborreica, psoriasis, liquen plano…

Entonces, ¿son adecuados para cualquier trastorno de piel?

No. Sólo un dermatólogo puede aconsejarle sobre su uso, ya que están contraindicados en las infecciones (bacterianas, fúngicas o víricas) y no suelen ser de utilidad en los tumores cutáneos. Precisamente son la aplicación errónea y la posología inadecuada las que motivan la aparición de efectos secundarios. Incluso en algunas enfermedades inflamatorias de la piel está contraindicado su uso, p.e. en la rosácea.

¿Por qué son fármacos a los que se tiene miedo?

Los corticoides, pese a ser fármacos antiguos, de alta seguridad y con un perfil de efectos secundarios predecible y conocido, despiertan cierta aversión a los pacientes (hasta el 73% refireren miedo o ansiedad ante su prescripción). Es frecuente escuchar en consulta frases como “No me dé cortisona porque me voy a hinchar” o “No queremos poner cortisona a nuestro hijo porque es mala”.  Esta fama es debida a que el mal uso de los corticoides conduce a la aparición de unos efectos adversos no deseados que se han hecho muy populares. Si se siguen las pautas de administración recomendadas por su dermatólogo es poco probable que se presenten efectos secundarios.

¿Cuáles son sus efectos secundarios?

Hay que diferenciar entre los efectos adversos de los corticoides tópicos y de los sistémicos. Cuando se emplean preparados tópicos de corticoides durante un periodo prolongado en la misma zona, pueden presentarse los siguientes efectos secundarios locales: aparición de estrías rojizas, atrofia de la piel y/o de telangiectasias (capilares). Sólo cuando la aplicación de corticoides tópicos es extensa, prolongada, por el uso de potencias elevadas o porque se han aplicado con oclusión (tapados con un apósito aislante), puede producirse una absorción sistémica del corticoide. Los efectos secundarios sistémicos de los corticoides incluyen: aumento de la glucemia, aumento de la tensión arterial, aumento de peso por retención de líquido, aumento del apetito, aparición de hematomas y fragilidad de la piel, favorecimiento de la osteoporosis…

¿Son seguros?

Sin ningún tipo de duda. Bajo prescripción y control médico, los corticoides son un grupo farmacológico con un excelente perfil de seguridad y efectividad. Gracias a los corticoides se curan o mejoran muchas enfermedades, graves y banales, y su descubrimiento supuso un hito terapéutico en Medicina.

¿Son seguras las cremas de corticoides?

Sí. Los efectos adversos son excepcionales si se emplean según le indique su dermatólogo: en cursos cortos de tratamiento, aunque empleemos corticoides de alta potencia, es muy poco frecuente que aparezcan efectos adversos.

¿Todas las cremas de cortisona son iguales?

No. Existen corticoides de potencia baja, moderada, alta y muy alta. Asimismo, la potencia del corticoide se puede regular también en función del excipiente (crema, loción, espuma, pomada…) y de la forma de aplicación (tapado con apósito impermeable). Su dermatólogo le indicará qué tipo de preparado y aplicación es el más apropiado para su dolencia concreta.

¿Con cremas de cortisona se produce absorción sistémica del corticoide?

Si se combinan varios factores, es posible: aplicación extensa, uso de corticoide potente, cura oclusiva (bajo apósito impermeable), durante un periodo prolongado de tiempo y/o en determinadas áreas del cuerpo (cara, pliegues).

¿Se pueden aplicar estas cremas a los niños y a los bebés?

Sí. Bajo prescripción e indicación médicas, son un tratamiento habitual, efectivo y seguro. Es excepcional que se presenten efectos adversos, y éstos son predecibles además de perfectamente conocidos.

¿Se pueden aplicar corticoides en crema a una embarazada?

Bajo prescripción y tutela médica, , siempre que se haya valorado la relación riesgo/beneficio del tratamiento. Para la mayoría de indicaciones, la absorción es mínima o nula a través de la piel. Además, los corticoides se emplean en amenazas de parto prematuro para acelerar la maduración del neonato.

CONCLUSIONES

· Los corticoides son fármacos antiinflamatorios e inmunomoduladores muy útiles en la gran mayoría de trastornos no infecciosos ni tumorales de la piel.

· El uso controlado y bajo prescripción médica tiene una muy elevada eficacia y ausencia de efectos adversos, por lo que es la opción terapéutica óptima en muchos trastornos cutáneos. Son un excelente grupo de fármacos.

· No se debe tener miedo al tratamiento con corticoides siempre que este sea bajo supervisión médica: sus efectos adversos se presentarán sólo en casos de tratamiento prolongado, a dosis moderadas/altas o bien con el mal uso de estos fármacos (autoprescripción, empleo inadecuado, exceso de dosificación o duración del tratamiento).

· Pueden emplearse en embarazadas, niños y bebés cuando sea necesario y siempre bajo consejo de su dermatólogo. 

REFERENCIAS
· Aubert-Wastiaux H, Moret L, Le Rhun A, Fontenoy AM, Nguyen JM, Leux C, Misery L, Young P, Chastaing M, Danou N, Lombrail P, Boralevi F, Lacour JP, Mazereeuw-Hautier J, Stalder JF, Barbarot S. Topical corticosteroid phobia in atopic dermatitis: a study of its nature, origins and frequency. Br J Dermatol. 2011 Oct;165(4):808-14

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.