Tratamiento de cicatrices por quemadura con láser de CO2 fraccionado

tratamiento_cicatriz_quemadura_laser

¿Qué características tienen las cicatrices por quemaduras?

Por lo general, las cicatrices por quemaduras son hipertróficas -exceso de tejido cicatricial que no sobrepasa los bordes de la herida- y, ocasionalmente, queloides -en este caso sí se sobrpeasan los bordes cicatriciales-. Como tales, presentan un exceso y desorganización del colágeno de la dermis.

Tampoco es excepcional que tengan trastornos de la pigmentación, un exceso (hiperpigmentación) o un defecto (hipopigmentación). Secundariamente al tratamiento con corticoides infiltrados o bien por la tensión que genera la misma cicatriz no es raro encontrar un exceso de vasos sanguíneos –telangiectasias-. Es frecuente que las cicatrices por quemaduras provoquen dolor, picor y/o restricción de la movilidad de la zona afectada.

¿Qué aspectos se pueden mejorar con el láser ablativo fraccionado en el tratamiento de cicatrices por quemadura?

El principal láser fraccionado ablativo es el láser de CO2. Puedes encontrar más información sobre el mismo aquí.

Existen distintas características de las cicatrices por quemaduras que se pueden mejorar con el tratamiento:

  • Volumen y textura. El exceso de volumen y la alteración de la textura que presentan las cicatrices son debidos principalmente a una desorganización del colágeno y a una pérdida de los anejos cutáneos (glándulas y folículos pilosos), respectivamente. El colágeno puede reorganizarse mediante el uso de láser fraccionados, ya sean ablativos -los más eficientes- o los no ablativos.
  • Dolor, picor y restricción de la movilidad. El uso de láseres fraccionados ablativos aumenta la flexibilidad y distensibilidad de las cicatrices hipertróficas, por lo que incrementa la movilidad del tejido cutáneo tratado. Esto es de especial relevancia en zonas de mucho movimiento, como las articulaciones. Asimismo, el láser de CO2 fraccionado puede mejorar las molestias que ocasiona la cicatriz.
Evolución tras el tratamiento de cicatriz por quemadura en la zona del cuello.

¿Qué aspectos de la cicatriz por quemaduras no mejora el láser de CO2 fraccionado?

El láser de CO2 actúa principalmente sobre el colágeno. Por este motivo, no suele mejorar el color rojizo o las telangiectasias que pueden presentar las cicatrices por quemaduras. Para actuar sobre estas características será necesario emplear láseres vasculares como el de KTP (más información aquí), la luz pulsada o el de colorante pulsado. Asimismo, los trastornos de pigmentación no son la diana del láser de CO2. En estos casos podemos emplear láseres Q-switched, la luz pulsada o de Nd:YAG de pulso corto. Dado que las cicatrices por quemaduras suelen tener distintas alteraciones simultáneamente (volumen, color rojo o marrón), lo habitual es que se utilice una combinación de distintos láseres para tratarlas de una forma más completa y eficiente.

¿Cómo son las sesiones de láser de CO2 fraccionado en el tratamiento de las cicatrices por quemaduras?

En general se realizan con anestesia tópica (crema), que se deja actuar durante unos 30 minutos sobre la zona de piel a tratar. Acto seguido se retira y se pasa el láser por encima de las cicatrices. Suele producir una mínima molestia o incluso puede ser imperceptible en algunas zonas. Tras la sesión, cuya duración depende de la extensión de las quemaduras tratadas, la piel queda rojiza y edematosa (hinchada) durante unas horas. Posteriormente se forman costras con forma “pixelada” -pequeños puntos marrones- que se desprenden en unos días (entre 5 y 21 días, aproximadamente según la zona tratada). Habitualmente estas costras no requieren un cuidado especial, salvo evitar el baño en la piscina y ser estricto con el protector solar. Raramente, nuestr@ dermatólog@ nos puede indicar algún tipo de prevención antibióticoa o antivírica, ya sea tópica y/u oral.

¿Cuántas sesiones de láser de CO2 fraccionado se necesitan en el tratamiento de las cicatrices por quemaduras?

Depende de la gravedad de las cicatrices y de su extensión, principalmente. El láser de CO2 es el método terapéutico que ofrece mayor eficacia y eficiencia, por lo que en general suelen ser pocas sesiones y separadas 1-6 meses entre sí.

Desde que se realiza una sesión de láser de CO2 fraccionado hasta un periodo de un año o año y medio, la remodelación del colágeno sigue activa -sigue mejorando el aspecto de las cicatrices durante todo este tiempo-. Por este motivo no suele ser conveniente juntar las sesiones terapéuticas y se recomienda un mínimo de 4 semanas entre una y otra (aunque el periodo habitual entre sesiones suele ser de 3 meses).

Evolución tras el tratamiento de cicatriz por quemadura.

¿Es compatible el láser de CO2 fraccionado con otras técnicas para mejorar las cicatrices por quemaduras?

Sin duda. Hemos comentado anteriormente que puede y suele combinarse con otros láseres que tratan aspectos concretos de las cicatrices: rojez (láseres vasculars) o hiperpigmentación (luz pulsada, láseres Q-switched o de picosegundos). No obstante, también podemos combinar el láser de CO2 fraccionado con infiltraciones intralesionales de fármacos (más información aquí), crioterapia con nitrógeno líquido, aplicación tópica de fármacos o plasma rico en plaquetas, entre otros. Cabe tener en cuenta que los distintos mecanismos de acción de estos procedimientos se potencian entre sí y permiten mejorar los resultados obtenidos sólo con láser de CO2 fraccionado. Según las características de la cicatriz, tu dermatólog@ te puede recomendar un plan terapéutico concreto.

Evolución tras el tratamiento de cicatriz por quemadura.

¿Cuándo se puede empezar el tratamiento de las cicatrices por quemaduras con láser fraccionado ablativo?

Idealmente, cuanto antes mejor. Ya en los primeros días tras el accidente, una vez epitelizada la herida, se pueden empezar a emplear los láseres para conducir el proceso cicatricial por un camino más rápido y con menos riesgos de acabar en queloide. Las cicatrices recientes (primeros 6-12 meses) se benefician de emplear láseres vasculares para reducir la rojez de las mismas y para facilitar el correcto asentamiento del colágeno. En estos estadíos precoces se pueden combinar los láseres vasculares con los láseres fraccionados, ya sean ablativos o no ablativos.

Si la cicatriz es antigua (más de 6-12 meses) y ya ha perdido la rojez, los láseres vasculares ya no tienen mucho papel y sólo se pueden emplear los láseres fraccionados, consiguiendo normalmente respuestas terapéuticas inferiores.

Por lo tanto, cuanto más precoz es el tratamiento de cicatrices por quemadura con láser, mejor es la respuesta y menos número de sesiones se necesitan.

REFERENCIAS
Douglas H et al. Carbon dioxide laser treatment in burn-related scarring: A prospective randomised controlled trial. J Plast Reconstr Aesthet Surg. 2019 Jun;72(6):863-870. doi: 10.1016/j.bjps.2019.01.027. Epub 2019 Feb 10.

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.