Tratamiento de los queloides

Tratamiento de los queloides

Qué son los queloides?

Son cicatrices anormalmente grandes, que sobrepasan el área de la herida donde se originaron. El tejido de reparación de las heridas se forma mediante las fibras de colágeno: si éstas proliferan en exceso, pueden formar cicatrices hipertróficas y queloides.

Cómo se manifiestan?

Son cicatrices rosadas o del color de la piel, que sobresalen de los bordes de la herida con una superficie lisa y brillante, y de tacto indurado. Característicamente aparecen tardíamente después de la herida.

Por qué salen los queloides?

Son el producto de una alteración en la formación de las fibras de colágeno en el tejido de cicatrización. La tendencia a formar queloides depende de la propia idiosincrasia del sujeto, de su raza, del área del cuerpo donde se produce la herida, del tipo de lesión que causa la cicatriz y del cuidado de la herida durante su cicatrización. Aunque la mayoría de veces aparecen como consecuencia de un traumatismo o una herida, se ha descrito su aparición espontánea sin motivo aparente.

Todas las personas forman queloides?

La gran mayoría de personas, en función de los factores comentados anteriormente, tienen riesgo de formar queloides. No obstante, son más frecuentes en personas de raza negra, en algunas zonas (tórax, parte alta de la espalda, hombros, abdomen, lóbulos de las orejas y articulaciones) o tras determinados tipos de heridas (quemaduras, abrasiones, heridas sucias).

Dónde pueden aparecer queloides?

Prácticamente en cualquier zona del cuerpo, aunque los queloides más frecuentes son los secundarios a cirugía cardiovascular (esternón), cirugía abdominal (cesárea, apendicitis), acné (espalda, hombros, tórax) y piercings (ombligo, oreja). Curiosamente, la cara resulta una zona donde es raro que aparezcan.

Los queloides son peligrosos?

No, la gran mayoría de veces son un problema exclusivamente estético, si bien no es raro que el sujeto perciba pruritodolor, tirantez o pinchazos en la zona afectada. En ocasiones pueden ser extremadamente dolorosos a la palpación.

Cómo se diagnostican los queloides?

En general, el/la dermatólogo/a realiza el diagnóstico mediante la exploración visual. Muy raramente se puede practicar una biopsia cutánea ante la duda diagnóstica, para permitir diferenciarlo de otras lesiones más raras como el dermatofibrosarcoma protuberans.

Cómo se pueden evitar los queloides?

Evitar la formación de queloides es prácticamente imposible si las condiciones son las óptimas para su formación. Hay personas y zonas que tienen tendencia a generar un exceso de fibras de colágeno. En las heridas traumáticas o quirúrgicas recientes, y en zonas corporales de riesgo, debe procurar hacerse profilaxis con un cuidado especial durante la cicatrización. Conviene realizar limpieza de la herida y emplear apósitos de polímeros sintéticos como la silicona (en gel o en parches).

Mediante estas sencillas medidas mientras la herida está en proceso de cicatrización, la mayoría de ocasiones se observa una mejoría del aspecto final aunque no se evite la formación del queloide. La realización de masajes de la herida mientras dura el proceso de formación de la cicatriz no posee eficacia contrastada.

Cómo se tratan los queloides?

Se dispone de muchas modalides terapéuticas, por lo que no hay un solo tratamiento que resulte definitivo ni eficaz para todas las personas. El manejo estándar de los mismos se realiza mediante la aplicación de apósitos oclusivos de silicona, corticoides (tópicos o inyectados en la lesión), crioterapia (nitrógeno líquido), la inyección local de fármacos antiproliferativos –frenan la replicación celular–, los dispositivos láser o una combinación de ellos. En función del tipo y número de queloides, de su localización y de las molestias que ocasiona, se opta por una u otra modalidad de tratamiento, siempre personalizada para cada sujeto.

Cuál es el tratamiento más efectivo para los queloides?

No hay un único tratamiento que sea claramente mejor que los otros. Los estudios contrastados referentes al tratamiento de las cicatrices hipertróficas y los queloides arrojan resultados muy variables, con lo que habitualmente se combinan varias terapias para conseguir el mejor resultado posible. En lo que sí hay acuerdo es que cuanto más precoz es el tratamiento en el proceso de cicatrización, mejores respuestas se obtienen. En opinión del autor del presente artículo, el tratamiento con el que mejores resultados se obtienen, con una excelente relación riesgo/coste/beneficio, es la aplicación precoz de láser fraccionado no ablativo, con o sin corticoides y crioterapia combinados.

Los queloides se tienen que extraer con cirugía?

En general, no. Aunque hay estudios en los que la exéresis quirúrgica combinada con la inyección de corticoides locales consigue que no reaparezcan hasta en más del 50% de los casos, no es una terapia estándar.  La aparición de queloides indica que el proceso de cicatrización en esa zona o en esa persona no es el óptimo, con lo que se tiene que ser muy cauto para recomendar la exéresis del queloide. En caso de proceder a la extracción quirúrgica, es fundamental iniciar el tratamiento de forma precoz tras la misma, aplicando si fuera necesario dispositivos láser u otras terapias desde el inicio.

Se pueden eliminar completamente los queloides?

A día de hoy, todavía no es posible. Se pueden conseguir mejorías muy importantes, de hasta el 70-80%, si bien una desaparición completa de la lesión es imposible. Cuanto más precoz y más constante es el tratamiento, mejores resultados se obtienen.

Cuál es el mejor momento para iniciar el tratamiento, una vez realizada la herida?

Lo ideal es consultar con el/la dermatólogo/a en cuanto se perciba que la cicatriz es excesiva para la herida causante, o bien cuando ocasione molestias. En condiciones óptimas, lo mejor es empezar el tratamiento máximo entre los 3-6 meses tras el inicio de la cicatrización.

El láser es el mejor tratamiento para los queloides?

Hay varios tipos de láseres, y los estudios que se han presentado referentes a su respuesta son muy variables. Por lo general, en la actualidad se acepta que un queloide complejo normalmente requiere (junto o no con otras terapias) el uso de un dispositivo láser para optimizar la respuesta.  El láser es una opción terapéutica más que, debido a su perfil de seguridad, eficacia y escasos efectos adversos, se considera muy válida para el tratamiento de la mayoría de queloides.

Qué tipos de láser son los más efectivos para el tratamiento de los queloides?

Existen distintos tipos de dispositivos láser para el tratamiento de los queloides. Las opciones más clásicas incluyen el láser de colorante pulsado (combinado o no con corticoides, 5 fluorouracilo o bleomicina intralesionales) y el resurfacing con láser ablativo de CO2 o Erbio:YAG. Estas dos opciones han mostrado ser eficaces, si bien es relativamente frecuente que presenten efectos adversos durante semanas (púrpura –manchas rojizas–, eritema, costras o despigmentación. En los últimos años se ha aplicado un nuevo tipo de dispositivo láser, el fraccionado no ablativo de 1.540 nm, que no sólo permite mejorar los queloides sinó también las cicatrices hipertróficas, atróficas e hipopigmentadas. El único efecto adverso observado con este tipo de láser es la rojez e hinchazón de la zona tratada, que desaparecen normalmente en unas horas. En un estudio comparativo entre el láser de colorante pulsado y el fraccionado no ablativo, hasta el 83% de los pacientes prefirieron este último.

La opinión del autor del presente artículo es que el láser fraccionado de 1.540 nm posee un perfil de seguridad y comodidad muy elevado, con una tasa de respuestas excelente con mejorías de hasta el 80% en cuanto al grosor, el área del queloide y la coloración del mismo. La relación coste del tratamiento/beneficio, además, es óptima :

Queloide por cesárea tratado con láser fraccional no ablativo

   

Cómo funciona el láser fraccionado no ablativo de 1540 nm para el tratamiento de los queloides?

El láser fraccional forma columnas microscópicas coaguladas en el tejido profundo de la piel (dermis) sin lesionar en ningún caso las capas más superficiales de la misma (epidermis). Estas columnas de tejido tratado son la base para la formación de nuevo colágeno, esta vez de forma organizada, que sustituirá a las fibras antiguas aberrantes. Idealmente, el tratamiento debería empezarse en los primeros meses tras la cicatrización (o durante la misma). Las sesiones, que normalmente duran unos minutos, se realizan separadas por 4-6 semanas. El número de sesiones es variable en función del paciente, el número y tipo de queloides, y la respuesta obtenida, aunque por lo general se necesitan entre 4 y 6.

VÍDEO SOBRE EL TRATAMIENTO DE LAS CICATRICES Y QUELOIDES

Pulse aquí para más información sobre el tratamiento de cicatrices y queloides con láser.

Pulse aquí si desea conocer más detalles sobre el tratamiento con laser de las cicatrices de acné.

Referencias
• Gupta S, Sharma VK. Standard guidelines of care: Keloids and hypertrophic scars. Indian J Dermatol Venereol Leprol. 2011 Jan-Feb;77(1):94-100.
• Khatri KA, Mahoney DL, McCartney MJ. Laser scar revision: A review. J Cosmet Laser Ther. 2011 Apr;13(2):54-62.

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.