Tratamiento del acné con terapias con luz

terapias-con-luz-acne

¿Por qué se emplean terapias con luz como tratamiento del acné?

Algunos de las terapias empleadas en Dermatología y basadas en la luz, como los láseres o la terapia fotodinámica, poseen una acción antiinflamatoria y/o antibacteriana. Debido a que el acné es una enfermedad inflamatoria con una sobreinfección bacteriana por Propionibacterium acnes, algunos autores pensaron que estas terapias podían ser útiles para mejorarlo.

¿Qué tipos de tratamientos basados en la luz existen para el acné?

Se clasifican en tres grandes grupos. Aquellos que impactan sobre P. acnes (radiación UVA/UVB, luz azul y/o roja), los que modifican la estructura de la glándula sebácea (terapia fotodinámica con ácido aminolevulínico, rayos infrarrojos y radiofrecuencia) y los que actúan con ambos mecanismos de forma simultánea (láser de colorante pulsado, de KTP o luz pulsada intensa).

¿En qué se diferencian las terapias con luz para el acné?

Los distintos dispositivos médicos emiten un tipo de luz, que se diferencia de otras clases por un parámetro denominado longitud de onda. Ciertas sustancias presentes en los tejidos (cromóforos) pueden absorber la luz con una longitud de onda concreta: eso facilita que el tratamiento sea específico para un tipo de diana terapéutica y no otra, ya que el producto de la reacción lumínica sólo tendrá lugar en ese determinado cromóforo y no afectará a otras moléculas, respetándose el resto de tejidos circundantes.

¿Las terapias con luz son para todos los pacientes con acné?

No. Se limitan sólo a pacientes que no desean hacer ningún tratamiento en su domicilio; o para los que no toleran, desean o responden a retinoides y antibióticos tópicos u orales. Los inconvenientes principales de este tipo de terapias son la duración limitada de su efecto terapéutico, que hay que practicarlos en la consulta del dermatólogo y el coste económico del tratamiento para el paciente.

¿Qué ventajas tienen las terapias con luz para el tratamiento del acné?

Por parte del paciente no requieren aplicación de ningún preparado tópico diariamente ni la toma de ningún fármaco oral, por lo que se evitan los posibles efectos adversos relacionados con los medicamentos ni es necesario practicar analítica sanguínea para la monitorización de los mismos (como sí lo requiere, por ejemplo, el uso de isotretinoína oral). Algunos casos de esta patología cutánea, además, pueden ser resistentes a los tratamientos estándar (antibióticos y retinoides) y pueden beneficiarse de las terapias con luz. En mujeres en edad fértil es una opción planteable, ya que no tienen ninguna implicación sobre la concepción (los antibióticos orales y la isotretinoína están contraindicados en caso de deseo gestacional inmediato).

¿Cómo actúan las terapias lumínicas sobre la infección existente en el acné?

Existe un sobrecrecimiento de una bacteria denominada Propionibacterium acnes. Este microorganismo, en su metabolismo normal, produce una serie de sustancias denominadas porfirinas, que son capaces de absorber determinados tipos de luz (son fotosensibles) generando unas moléculas tóxicas para la propia bacteria (radicales libres) que conducirán a la destrucción de la misma.

¿Es eficaz el tratamiento con luz azul o roja?

La luz azul tiene menos poder de penetración y acción antiinflamatoria que la luz roja.  En los estudios realizados hasta la fecha sobre la respuesta del acné leve y moderado a la terapia con luz azul o roja se han obtenido resultados muy positivos mientras dura la terapia (seguimiento máximo de 12 semanas). En dejar el tratamiento, la tasa de recidiva es prácticamente constante.

¿Son eficaces los láseres para tratar el acné activo?

El láser verde de KTP ha demostrado resultados positivos (reducción de lesiones inflamatorias de hasta el 36%) con un perfil de seguridad elevado y sin prácticamente efectos adversos.

El láser de colorante pulsado usado de forma aislada consigue mejorías de hasta el 50% en las lesiones inflamatorias, si bien no ha demostrado tener mayor eficacia que un preparado tópico de clindamicina y peróxido de benzoílo cuando se los compara.

El láser de diodo de 1450 nm ha mostrado resultados tan efectivos como mejorías del 80% en cuanto a las lesiones inflamatorias de acné con la ventaja que el resultado se puede mantener hasta 12 meses.

El láser de erbio de 1540 nm es especialmente efectivo para el tratamiento de las cicatrices de acné, y para las lesiones activas consigue también mejorías de hasta el 75% en algunos estudios, reduciéndose también la cantidad de sebo presente en la cara.

En cuanto a la luz pulsada, los resultados son también buenos (superiores a los de la luz azul) pero inferiores que a otros sistemas láser como el colorante pulsado.

¿La radiofrecuencia es útil como tratamiento del acné?

Sólo se dispone de dos estudios en los que se ha empleado la radiofrecuencia para tratar este tipo de patología, con excelentes resultados pero con un periodo de seguimiento de los pacientes no superior al mes. Por este motivo resulta difícil poder concluir que es una terapia útil.

¿Qué resultados se obtienen en el acné tratado con terapia fotodinámica?

Existen numerosos estudios que reflejan unos resultados muy prometedores, pero todos presentan un seguimiento de los pacientes muy corto, por lo que no se puede concluir que su eficacia sea mantenida. Debemos recordar, además, que la terapia fotodinámica es un tratamiento con un coste elevado para el paciente, un factor que se debe tener en cuenta antes de recomendar esta terapia.

Así pues, ¿las terapias con luz son un excelente tratamiento del acné?

En opinión del autor del presente artículo, la respuesta es no. Suponen sólo una alternativa más en el arsenal terapéutico para combatir el acné, y sólo se emplearían en pacientes que no han respondido a tratamientos más convencionales. Los inconvenientes principales de los sistemas de luz es que su eficacia, aunque en algunos casos puede ser elevada, suponen un coste y un dispendio de tiempo para el paciente nada desdeñables. Recordemos, además, que la respuesta terapéutica a los tratamientos basados en luz habitualmente tienen una duración de semanas, por lo que no suponen una solución definitiva frente a este tipo de patología.  Tratamientos más efectivos y más sencillos, como la isotretinoína, tienen una relación beneficio/coste muy superior. En cuanto a ventajas de las terapias con luz hay que remarcar que prácticamente no poseen efectos adversos y resultan cómodos para el paciente, ya que no implican aplicar o tomar ningún fármaco diariamente.

REFERENCIAS

· Rai R, Natarajan K. Laser and light based treatments of acne. Indian J Dermatol Venereol Leprol. 2013 May-Jun;79(3):300-9.

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.