Tratamiento del queloide de la oreja

tratamiento-queloide-oreja-didac-barco

La oreja es una estructura proclive a la formación de queloides, entre otros motivos porque es una zona donde habitualmente se practican traumatismos incisos con finalidad estética (pendientes, piercings, otoplastias). Los queloides del pabellón auricular tienen ciertas particularidades en su enfoque terapéutico, la principal de las cuales es que el tratamiento quirúrgico suele tener un primer plano. Este planteamiento en el manejo de los queloides es muy inusual en cualquier otra localización del cuerpo.

La oreja es una localización habitual de queloides y, afortunadamente, de mejor pronóstico que otras áreas.

¿Cuál es el mejor tratamiento para el queloide de la oreja?

No existe una guía terapéutica que indique una dirección de manejo concreta, y se dispone de numerosos métodos para poder tratarlos. La mayoría de autores proponen la combinación de distintas herramientas terapéuticas, aunque en la zona del pabellón auricular (a diferencia del resto del cuerpo), el enfoque quirúrgico (extirpación) suele ser uno de los protagonistas. A continuación comentamos las distintas opciones terapéuticas que se proponen:

· Gel o parche de silicona. La aplicación de productos silicónicos que ejerzan cierta presión sobre la cicatriz es el tratamiento preventivo inicial debido a su sencillez. No por eso deja de ser efectivo, ya que se han comunicado eficacias del 70 – 80% para evitar la reccurrencia de cicatrices hipertróficas y de queloides.

· Inyección intralesional de corticoides. Los corticoides mejoran los queloides mediante distintos mecanismos antiinflamatorios, como la reducción de la síntesis de glucosaminoglucanos, de la actividad de los fibroblastos y de la formación de colágeno. Si el queloide de la oreja no es muy grande, se pueden emplear como primera opción terapéutica por su sencillez de administración y rapidez de acción, con respuestas favorables en el 50 – 100% de los casos. Aunque son una opción sencilla y segura, se relacionan con algunos efectos adversos como el dolor en el momento de la inyección, la hipo/hiperpigmentación, la aparición de telangiectasias (capilares) o atrofia en el sitio de inyección hasta en un 63% de los casos.

La inyección intralesional de corticoides es un tratamiento clásico y efectivo para el tratamiento de los queloides. Puede emplearse de forma preventiva o ya cuando el queloide está formado.

· Inyección intralesional de 5FU. El 5-fluorouracilo inhibe la proliferación de los fibroblastos, las células encargadas de sintetizar colágeno. Algunos autores han comunicado aplanamiento de los queloides del 88% tratados sólo con este fármaco. Puedes obtener más información sobre el 5FU aquí.

· Crioterapia. El nitrógeno líquido induce por congelación un cierre de los vasos que nutren al queloide y, secundariamente, una reducción del tamaño del mismo. Es un tratamiento extraordinariamente sencillo y mínimamente doloroso, por lo que constituye uno de los pilares principales en la terapia de los queloides. Puede combinarse con otras técnicas, como la inyección intralesional o los láseres. Se puede realizar una sesión cada 3-4 semanas. Es posible que tras la crioterapia se puedan formar ampollas o costras finas en la superficie del queloide. Algunos estudios arrojan resultados de aplanamiento del queloide de hasta un 73%.

La crioterapia es una técnica muy sencilla y escasamente dolorosa, por lo que suele emplearse en los primeros escalones terapéuticos de los queloides y de las cicatrices hipertróficas.

· Excisión quirúrgica. La eliminación del queloide mediante bisturí y sutura de la piel suele ser relativamente sencilla, aunque se relaciona con una tasa de recurrencia del 50 – 100%. Por este motivo es excepcional que se emplee como única opción terapéutica sin combinarla con otras (radioterapia, inyección intralesional de corticoides, apósitos oclusivos de silicona, inmunoterapia). Existen estudios retrospectivos en los cuales se observa que la combinación de cirugía más infiltración con corticoides y apósitos oclusivos, o bien cirugía más radioterapia y corticoides intralesiones en conjunto son opciones superiores a cirugía y sólo infiltración con corticoides.

Se dispone de trabajos en que se combinan la exéresis del centro del queloide (“keloid core excision”) o el afeitado del mismo con aplicación posterior de corticoides intralesionales, imiquimod 5%, crioterapia o parches de silicona con excelentes resultados. Mediante la técnica “core excision”, sólo se elimina el centro del queloide para reducir el drásticament el volumen del mismo y se suturan los bordes directamente, consiguiendo que no haya tensión en el sí de la cicatriz.

· Láseres. Varios tipos de láser han mostrado eficacia en el tratamiento de los queloides de la oreja, como el de CO2, el de argón, el de Nd:YAG (más información aquí) e incluso la luz pulsada. La excisión del queloide con láser de CO2 es una alternativa a la cirugía clásica y tiene como ventaja que el sangrado intraoperatorio es menor –el láser corta y coagula simultáneamente– y la ejecución del procedimiento es más rápida que con bisturí y sutura. Parece que una excelente combinación de tratamientos en cuanto a resultados se refiere es la excisión del queloide, más apliación intralesional de corticoides preventiva y uso postquirúrgico de parches de silicona (terapia triple).

· Radioterapia. Se emplea raramente como tratamiento único. Por lo general se emplea tras la exéresis quirúrgica del queloide. En estos casos, algunos estudios confirman recidivas de menos del 10% de los casos. Aunque la radioterapia se asocia generalmente a efectos adversos notables, en los casos en que se emplea a una dosis adecuada y con protección de los órganos circundantes, el riesgo de carcinogénesis es muy bajo.

Resultado tras una sesión de láser Co2 más crioterapia e infiltración intralesional de corticoides.

CONCLUSIONES

· A diferencia de otras zonas del cuerpo, los queloides de la oreja pueden tratarse mediante su exéresis, con posterior aplicación de alguna técnica adicional (radioterapia, inyección intralesional de corticoides y/o parches de silicona).

· No se recomienda la exéresis quirúrgica o con láser de CO2 como técnicas aisladas, ya que el índice de recidivas es muy alto. Es necesario combinarlas con otras opciones terapéuticas.

· La crioterapia y la inyección intralesional de corticoides y/o 5-fluorouracilo son técnicas sencillas que pueden emplearse para reducir el tamaño de queloides de la oreja.

Antes y después del tratamiento del queloide de la oreja.

REFERENCIAS

· Sobec R, Dobreanu C, Fodor L, Şomcutean A, Ţichil I, Cosgarea M. Ear keloids: a review and update of treatment options. Clujul Med. 2013;86(4):313-7.

· De Sousa RF, Chakravarty B, Sharma A, Parwaz MA, Malik A. Efficacy of triple therapy in auricular keloids. J Cutan Aesthet Surg. 2014 Apr;7(2):98-102.

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.