Tratamientos médicos menos frecuentes para el acné

Tratamientos del ancé

¿Qué entendemos por tratamientos menos frecuentes para el acné?

Son el conjunto de opciones terapéuticas que se emplean de forma poco habitual, ya sea porque los fármacos más clásicos (tetraciclinas, retinoides, peróxido de benzoílo) están contraindicados, no están disponibles, no han sido efectivos, o bien el paciente prefiere alternativas. Entre los tratamientos tópicos poco habituales destacan el azufre; y entre los orales, la dapsona, los corticoides, el sulfato de zinc, el ibuprofeno y la clofacimina.

¿Qué es el sulfato de zinc?

Se trata de un mineral con una leve acción antibacteriana y antiinflamatoria. Algunos autores han empleado el sulfato de zinc a 220 mg/día con éxito en el acné pustular leve-moderado, aunque se dispone de pocos estudios amplios contrastados que apoyen fehacientemente su uso. El inconveniente principal del zinc, además de su moderada eficacia, es la mala tolerancia gastrointestinal que tiene.

¿Qué utilidad tienen los corticoides en el tratamiento del acné?

Los corticoides son antiinflamatorios e inmunomoduladores. En pacientes con acné noduloquístico, acné fulminans o en piodermia facial se suele prescribir prednisona a una dosis de 0.5 – 1 mg/Kg/día durante 4 – 6 semanas para reducir el componente inflamatorio de estas formas de acné. Puede utilizarse también metilprednisolona 40mg/48h durante un mes y medio. Es altamente recomendable emplear corticoides orales antes o inmediatamente al iniciar también la isotretinoína en formas de acné muy inflamatorias, ya que evitan la probable exacerbación que puede presentar un acné grave al empezar los retinoides orales.

Los tratamientos menos habituales para el acné se emplean cuando los de primera línea fracasan, están contraindicados o no disponibles.

¿Es útil el ibuprofeno para tratar el acné?

Dada su acción antiinflamatoria, los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como el ibuprofeno pueden tener lugar en el abanico terapéutico del acné. El ibuprofeno inhibe la acumulación de neutrófilos (el tipo principal de células inmunitarias que forma el pus) alrededor de las lesiones inflamatorias. Algún estudio ha demostrado la eficacia de la combinación de doxiciclina o de minociclina (tetraciclinas -antibióticos-) con ibuprofeno (dosis de 1.200 – 2.400 mg/día) durante un periodo de dos meses.

¿Qué es la dapsona y qué uso tiene en el tratamiento del acné?

La dapsona (diaminodifenilsulfona) es una antibiótico con acción antiinflamatoria. Inhibe también la quimiotaxis de los neutrófilos. Por este motivo se emplea oralmente en diferentes enfermedades cutáneas en las que el neutrófilo es protagonista (dermatitis herpetiforme, pustulosis subcórnea, acné, vasculitis leucocitoclástica, foliculitis en penacho…). En cuanto al acné, la sulfona ha demostrado eficacia en formas noduloquísticas a una dosis de 50 – 100 mg/día durante 3 meses. En formas más leves, la eficacia es menor. Antes de iniciar el tratamiento con dapsona, su dermatólogo le debe recomendar una analítica para determinar los niveles de glucosa 6 fosfato deshidrogenasa, la principal enzima implicada en el metabolismo de la dapsona. Esto permitirá conocer la dosificación a seguir.

Dapsona puede utilizarse también de forma tópica, en gel al 3-5%, con buenas respuestas en el acné moderado-leve. Aunque se emplee tópicamente es recomendable realizar la analítica anteriormente descrita.

Varios de los tratamientos poco habituales del acné actúan sobre el neutrófilo, la célula inmunitaria más implicada en el origen del acné.

¿Cómo actúa la clofacimina en el acné?

La clofacimina es un antibiótico con acción antiinflamatoria, y se cree que actúa también en el neutrófilo y el monocito (otra célula de nuestro sistema inmunitario). Tiene especial acción en los acnés con componente granulomatoso en los que la isotretinoína ha fracasado anteriormente, en el acné fulminans y también en el edema facial sólido, una complicación excepcional del acné. Las dosis habituales son de 200 mg tres veces a la semana.

¿Qué actividad tiene el trimetoprim/sulfametoxazol en el acné?

El cotrimoxazol (combinación de trimetoprim y sulfametoxazol) es un fármaco con acción antibacteriana, antifúngica y antiprotozoaria. Consiste en una combinación fija de una parte de trimetoprim por cinco de sulfametoxazol que actúa de forma sinérgica evitando que los microorganismos puedan fabricar sus ácidos nucleicos (material genético) por obstrucción en la síntesis del ácido fólico. Se cree que el cotrimoxazol también posee una acción antiinflamatoria e inmunomoduladora. Para el acné, la dermatitis perioral y la rosácea se puede emplear el cotrimoxazol a una dosis de 400/80 mg al día.

REFERENCIAS

· Kaminsky A. Less common methods to treat acne. Dermatology. 2003;206(1):68-73.

· Michałek K, Lechowicz M, Pastuszczak M, Wojas-Pelc A. The use of trimethoprim and sulfamethoxazole (TMP-SMX) in dermatology. Folia Med Cracov. 2015;55(1):35-41.

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.