Láser para la cuperosis facial y los capilares

cuperosis-facial-y-capilares

¿Cómo se tratan las lesiones vasculares con láser?

Todas las lesiones vasculares que se observan en la piel (cuperosis, telangiectasias, arañas vasculares, angiomas, puntos rubí, malformaciones capilares, varices…) consisten en un vaso sanguíneo con la sangre que circula por su interior. Esta sangre contiene hemoglobina. La hemoglobina es capaz de absorber la energía de láseres que emiten a determinadas longitudes de onda. Los que más se utilizan son los de colorante pulsado (595 nm), KTP (532 nm), Nd:YAG (1.064 nm). Se puede emplear también la luz pulsada (500 – 1.200 nm), que no es un láser pero si se filtra también es capaz de tratar lesiones vasculares. Cualquiera de estos sistemas lumínicos envía energía a la hemoglobina contenida en los vasos sanguíneos, que la absorbe y permite que las paredes del vaso se colapsen por efecto térmico sin que se lesione la piel circundante. Independientemente del láser empleado, por lo general se requieren varias sesiones para conseguir la eliminación completa.

La hemoglobina de los glóbulos rojos que circulan por dentro de los vasos sanguíneos es la diana donde impacta la luz de los distintos láseres para eliminar las lesiones vasculares.

¿Qué ventajas tienen unos u otros sistemas de luz para tratar la cuperosis y los capilares de la cara?

Tanto la luz pulsada como el láser de KTP pueden tratar las manchas rojas y las marrones (lentigos), que son habituales en el rostro a causa del paso del tiempo y de la radiación ultravioleta acumulada. Por lo tanto, luz pulsada y el láser de KTP tienen un mayor efecto de rejuvenecimiento en este sentido en comparación con otras opciones. Los láseres de colorante pulsado clásicamente se han considerado como el mejor tipo de láser para tratar las lesiones vasculares debido a su especificidad. Sin embargo, el problema principal del colorante pulsado es la frecuente aparición de púrpura residual tras la sesión. Esto significa que en las zonas tratadas se observan manchas de color durante varios días. Son debidas a la explosión de las vasos sanguíneos provocada por la energía láser. El hecho de que habitualmente se traten zonas visibles, hace que la púrpura secundaria sea un inconveniente notable a la hora de emplear el láser de colorante pulsado.

Imagen de púrpura provocada por una respuesta correcta al láser de colorante pulsado.

El láser de KTP posee un efecto terapéutico prácticamente idéntico al del colorante pulsado pero no provoca púrpura post-terapéutica. Sin embargo, puede provocar una rojez tenue y un ligero hinchazón de 2-3 días de duración. Por lo general, la tolerancia al tratamiento con KTP es superior a la del colorante pulsado.

¿Qué láser es mejor para tratar la rosácea, la cuperosis o las arañas vasculares faciales: el de KTP o el de colorante pulsado?

Teóricamente, el cabezal del láser de KTP posee una mejor refrigeración que enfría la superficie cutánea, y un tamaño de disparo superior: reduce la cantidad de energía para una misma área y, por lo tanto, es menos agresivo.

En un estudio de Uebelhoer y colaboradores de 2.007 se hizo un comparativo de cuperosis tratada en media cara con láser KTP y la otra mitad con colorante pulsado. Se realizaron 3 tratamientos en total, aplicados cada 3 semanas. Todos los pacientes tratados experimentaron en ambos lados rojez e hinchazón leves y transitorias que resolvieron en un periodo de 1-4 días. La duración de la rojez y del hinchazón fue discretamente más duradera en el lado tratado con KTP que con colorante pulsado.

De los que percibieron diferencias en cuanto a molestias durante el tratamiento, que fueron menos de la mitad de pacientes, un 63% refirieron mayor dolor con el láser de colorante pulsado.

El cabezal del láser de KTP es más ancho que el del colorante pulsado y tiene un cristal de zafiro refrigerado que reduce las molestias durante el tratamiento, aumenta la eficacia y la seguridad.

Un 9% de los tratamientos con colorante pulsado experimentaron púrpura post-terapéutica, mientras que no apareció ningún caso con láser de KTP. Un paciente sufrió una herida costrosa que no dejó cicatriz en el lado tratado con colorante pulsado.

En cuanto a resultados, el láser de KTP se mostró más eficiente que el láser de colorante pulsado para las telangiectasias aisladas y para la rojez difusa. El lado tratado con KTP, después de cada sesión, estaba una media del 13% mejor que el lado tratado con colorante pulsado.

El resultado final del estudio mostró una mejoría total del 85% en el lado tratado con KTP y del 75% del lado tratado con láser de colorante pulsado. El 93% de los pacientes apreciaron que el lado tratado con KTP mejoraba más y más rápido, sin saber qué lado era tratado con uno u otro láser.

Otro aspecto interesante que se desprende del estudio es que la mitad del rostro tratada con KTP experimentó una mejoría drástica en cuanto a los lentigos (manchas solares marrones), cosa que no ocurrió con el lado tratado con colorante pulsado. Por lo tanto, el poder de fotorrejuvenecimiento es superior con láser de KTP.

¿Cuál es el resumen del láser de KTP que se desprende de este estudio?

· El láser de KTP parece más efectivo y eficiente que el de colorante pulsado para el tratamiento de las telangiectasias y la cuperosis.

· El láser de colorante pulsado frecuentemente causa púrpura residual como respuesta normal al tratamiento, que es molesta estéticamente para el paciente. El láser de KTP no provoca púrpura pero la rojez e hinchazón secundarias al tratamiento pueden durar unas horas más que con el láser de colorante pulsado.

· El láser de KTP también actúa sobre la melanina y provoca mejoría de otros signos de envejecimiento cutáneo además de las lesiones vasculares, como son los lentigos solares.

· En cuanto a molestias del tratamiento durante la sesión, que son mínimas, los dos dispositivos son muy parecidos.

REFERENCIAS

· N. Uebelhoer, DO, M. Bogle, MD, B. Stewart, CCRC, K. Arndt, MD & J. Dover, MD, FRCPC, FRCO; A Split-Face Comparison Study of Pulsed 532-nm KTP Laser and 595-nm Pulsed Dye Laser in the Treatment of Facial Telangiectasias and Diffuse Telangiectatic Facial Erythema. Dermatol. Sur., 33:441-448 (2007).

Pulse aquí si desea más información sobre telangiectasias, varículas y arañas vasculares.

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.