Nevus epidérmico, eliminación con láser

nevus-epidermico-laser

¿Qué es un nevus epidérmico?

Se trata de un hamartoma de la epidermis, la capa más superficial de la piel. Un hamartoma es una malformación compuesta por una proliferación benigna y mixta de células maduras que se disponen de forma desordenada y excesiva por lo que correspondería a la zona donde aparece.

¿Por qué aparecen los nevus epidérmicos?

Aunque se desconoce el motivo exacto, se sabe que existen mutaciones genéticas que facilitan una proliferación excesiva de células pluripotenciales de la piel.

¿Son muy frecuentes?

. Están presente en uno de cada 1.000 nacimientos, aunque un porcentaje notable de nevus epidérmicos no aparecen hasta la infancia o la adolescencia, por lo que su prevalencia es mayor a la citada.

¿Qué aspecto tienen los nevus epidérmicos?

Se trata de pápulas o placas (lesiones sobreelevadas) de coloración anaranjada-marronácea, de superficie queratósica y papilomatosa, con tendencia a agruparse y confluir. Es característico que tengan una morfología lineal siguiendo las denominadas líneas de Blaschko (que determinan la dirección de migración de las células cutáneas en el desarrollo embriológico). Los nevus epidérmicos pueden aparecer de forma única unilateralmente en el cuerpo, o bien ocupar grandes áreas corporales de manera simétrica.

Existe una variante, denominada nevus epidérmico verrucoso inflamatorio lineal (NEVIL) en la cual el nevo tiene un aspecto más inflamatorio: rojizo, descamativo, que recuerda a una placa psoriásica, y que puede ocasionar prurito. Esta variante es más frecuente en mujeres y suele asentar de forma unilateral en un miembro inferior.

Aspecto clínico habitual de los nevus epidérmicos: placas compuestas por pápulas marronáceas y queratósicas agrupadas en disposición lineal

¿Qué implicación tienen para la salud el nevus epidérmico?

La gran mayoría de veces ninguna, más allá de la alteración estética que puedan suponer. Sin embargo, en el síndrome del nevo epidérmico (síndrome de Solomon) se pueden asociar con alteraciones neurológicas, oculares, musculoesqueléticas o viscerales (cardíacas y genitourinarias). Se sospechará la presencia de este síndrome cuando los nevus epidérmicos sean muy voluminosos o sean generalizados.

¿Qué tratamientos existen para el nevus epidérmico?

Pese a no suponer un problema de salud, es frecuente que el paciente que tiene un nevo epidérmico busque la forma de eliminarlo. Hay numerosas opciones terapéuticas. Los tratamientos tópicos (corticoides tópicos o intralesionales, calcipotriol, 5 fluorouracilo, podofilino, retinoides, peelings químicos) suelen ser ineficaces.

La eliminación definitiva mediante la exéresis quirúrgica es efectiva pero deja una cicatriz en la zona tratada, por lo que estéticamente puede suponer un inconveniente prohibitivo.

Aunque no existen estudios comparativos entre los distintos tipos de láser que se pueden emplear para la eliminación, las publicaciones más amplias sobre efectividad apuntan hacia el láser de CO2. Parece que es el dispositivo que arroja menos tasas de recidiva del nevo epidérmico, que pueden llegar a ser del 30%, en especial en aquellas lesiones que sean muy grandes o de variante NEVIL.

Como claras ventajas implica que el procedimiento se puede realizar mediante anestesia tópica y/o local, que el grado de cicatriz residual es mínimo y que el periodo de recuperación tras la eliminación es muy escaso: sólo se presentan costras superficiales en la zona y el paciente puede realizar vida normal sólo teniendo presente la estricta protección solar durante 2-3 meses.

Los resultados del láser de CO2 son especialmente buenos en pacientes con nevo epidérmico en la cara o el cuello y en lesiones menores de 20 cm2. El grosor del nevus epidérmico no parece tener relación con la tasa de respuesta ni de recaída. Según un amplio estudio, el 85% de los pacientes tratados con láser de CO2 manifiestan estar satisfechos o muy satisfechos con el resultado.

El grado de complicaciones es mínimo, siendo los efectos adversos más frecuentes la hipopigmentación residual temporal y cicatrices atróficas si el nevo epidérmico es relativamente profundo y requiere una eliminación más generosa. Esta baja tasa de efectos adversos se ve disminuida si se emplean láseres de CO2 en modalidad super/ultrapulsada (no en continua) y en manos de un/a dermatólogo/a experto/a.

REFERENCIAS

· Alonso-Castro L, Boixeda P, Reig I, de Daniel-Rodríguez C, Fleta-Asín B, Jaén-Olasolo P.Carbon dioxide laser treatment of epidermal nevi: response and long-term follow-up. Actas Dermosifiliogr. 2012 Dec;103(10):910-8.

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.