Tratamiento de cicatrices de acné con factor de crecimiento epidérmico tópico

factor-de-crecimiento-epidermico-topico

¿Qué relación hay entre el factor de crecimiento epidérmico y las cicatrices de acné atróficas?

Tras la inflamación causada por las lesiones de acné activas, se produce la activación de unas proteínas denominadas metaloproteinasas y colagenasas, encargadas de degradar el colágeno de la zona inflamada. Estos cambios conducen a una atrofia local que explica el aspecto deprimido de las cicatrices por acné. Una de las moléculas que consiguen aumentar la fabricación de colágeno es el factor de crecimiento epidérmico (epidermal growth factor, EGF), motivo por el cual, si se emplea de forma precoz, puede reducir la degradación proteica tras las lesiones inflamatorias del acné.

Tratamiento cicatrices de acné con factor de crecimiento epidérmico tópico: ¿Cómo se emplea el factor de crecimiento epidérmico?

El EGF se puede aplicar mediante formulación magistral con un preparado tópico (“crema”), que se administra una o dos veces al día.

En este caso, la formulación magistral permite, además, añadir otros componentes a la crema que pueden tener un efecto sinérgico para mejorar las cicatrices de acné, como el ácido salicílico, el ácido glicólico o la tretinoína (consulta aquí para más detalles). Cualquiera de estas tres moléculas realiza un peeling suave (dependiendo de su concentración) y mejora parcialment el aspecto de las cicatrices de acné.

Una vez prescrita la fórmula magistral por su dermatólogo, una farmacia que elabore fórmulas puede facilitar el producto.

¿Qué grado de mejoría se observa en las cicatrices de acné con el uso de factor de crecimiento epidérmico tópico?

En el estudio más amplio, de Seydel i Moy (pulsa aquí), donde se trataron pacientes con cicatrices de acné atróficas leves, moderadas y graves, un 66.6% de los mismos refirieron resultados positivos. Se les preguntó sobre el impacto beneficioso que había tenido el tratamiento tópico en su autoestima y un 55.5% de los mismos respondió que había sido entre “muy significativo” y “significativo”.

El tratamiento se realizó con aplicación de una crema con factor de crecimiento epidérmico durante 3 meses, mañana y noche, sin combinarlo con ninguna otra opción terapéutica. En la escala de gravedad de las cicatrices, un 50% de los pacientes mostraron una disminución en su score (de una media de 2.875 sobre 4, se bajó a 2.38).

El factor de crecimiento epidérmico es un principio activo de aplicación tópica con potencial para mejorar las cicatrices de acné y aumentar el efecto de otras técnicas como el láser.

Tratamiento cicatrices de acné con factor de crecimiento epidérmico tópico ¿Qué efectos adversos tiene el factor de crecimiento epidérmico tópico?

En los estudios analizados hasta la actualidad, ningún paciente ha presentado efecto adverso alguno y la tolerancia del producto es excelente.

Entonces, ¿las cicatrices de acné deben tratarse sólo con factor de crecimiento epidérmico en crema?

No. Por aislado, es probable que el efecto del EGF tópico sea discreto. Sin embargo, es una herramienta de apoyo para tratar cicatrices de acné leves o bien en combinación con otras técnicas (láser o peelings) para aumentar su efectividad y/o reducir el número de tratamientos.

¿Qué interés puede tener utilizar el factor de crecimiento epidérmico para tratar las cicatrices de acné?

La posibilidad de combinarlo en fórmulas magistrales con otros principios activos que mejoran las cicatrices de acné y poder aplicarlo durante el tratamiento de las mismas con láseres ablativos o no ablativos. Una ventaja clara del EGF es su elevada tolerancia y un coste económico muy asequible.

En los últimos meses se ha empezado a desarrollar la técnica de liberación transcutánea de principios activos en combinación con los láseres: éstos abren canales cutáneos permeables que llegan hasta la dermis, de tal modo que aplicando posteriormente preparados tópicos (p.e., plasma rico en plaquetas) conseguimos que sus principios activos lleguen profundamente a la misma para que su efecto sea mayor. El EGF se puede aplicar perfectamente después de la sesión de láser para favorecer una recuperación más rápida y potenciar el efecto del dispositivo lumínico.

Gracias al Dr. Julio Alonso por facilitarme el artículo de referencia.

REFERENCIAS

· Seidel R, Moy RL. Improvement in Atrophic Acne Scars Using Topical Synthetic Epidermal Growth Factor (EGF) Serum: A Pilot Study. J Drugs Dermatol. 2015 Sep 1;14(9):1005-10.

Comparte este artículo

Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on email
Email

¿Necesitas renovar una
receta médica?

Si ya eres paciente del Dr. Didac Barco, ahora puedes renovar tu receta de forma online y así ahorrar visitas innecesarias a la clínica.